“LAS CARCELES EN VENEZUELA I”

Esta vez algo muy fuerte que pasa en mi país (Venezuela) me ha llevado al teclado nuevamente con carácter de urgencia. Esto que se está viviendo no es historia nueva, es vieja de hecho creo hasta más vieja que yo y de no ser que algo “en serio pero muy en serio” se haga va a continuar sucediendo. Quizás este al igual que otros escritos pase de forma inadvertida para unos pero para otros no y que a ese pequeño porcentaje que lo tomara en cuenta los encamine a la reflexión como es la intensión de “CASI TODOS MIS ESCRITOS”.

Bueno ya entrando en materia de lo que les quiero hablar es de la problemática “LAS CARCELES EN VENEZUELA”. Para nadie es un secreto (o así lo pienso) que el caer en manos de la “justicia” en este país y más en su sistema penitenciario es como declarar su propia muerte y no lo digo de la forma metafórica sino literal, cruda y real ya que aquí sabemos que si caes preso no importando si fue una injusticia o con efecto de causa igual te vas a podrir esperando juicio y sentencia, así como vas a saber realmente que es el irrespeto a tus derechos humanos, tus derechos como individuo o ciudadano porque lamentablemente aquí en mi país la palabra o mejor dicho categoría de “preso” es el sinónimo de “escoria, basura, mendigo, lacra, ser que no merece la vida”. Muchas personas (incluyéndome) nos vivimos quejándonos del gobierno, de no tener el modo de vida que quisiéramos, de no tener para comprar el carro del año, de no tener para ir a las mejores rumbas de la ciudad, para la ropa más cara y así una larga lista pero debemos abrir los ojos mas allá de nuestra egoísta vida y ver hacia otro tipo de mundo que existe: “La Cárcel” en donde el verdadero problema es poder evitar ser la mujer de otro preso, el lavarle la ropa interior y evitar ser su satisfacción sexual, en donde el problema es salir vivo de una tanda de “paradas” (caerse a puñaladas) en una rueda de pescado como para pasar el rato o simplemente para demostrar que tienes las dos pelotas que dios te mando bien puestas, en donde el problema es cuidarte que quien duerme a tu lado no te está montando un complot para que todos te violen, te maten o lo que les dé la gana en hacerte mientras intentas “descansar”, en donde el problema es que no te puedes quedar dormido en tu turno de vigilante para que no te maten al causa y viceversa. En donde la alegría de esta gente es poder darle una patada (bocanada) a un cigarro que debe compartirse entre 10 personas, en donde la alegría es que por lo menos una cara familiar vaya a verte, en donde la alegría es poder poder amanecer y tener ropa con que vestirte, en donde la alegría representa tomarte una botellita del licor que preparan ahí por X cantidad de bolívares.

En la cárcel es en donde tienes que demostrar que verdaderamente eres “malo” y que eres un hombre quieras o no, si quieres vivir tienes que adaptarte al ambiente porque tarde o temprano te tocara matarte con algún otro preso para darte a respetar o simplemente para defenderte y que no te mate el antes. Puede que entres sin ningún vicio pero tarde o temprano para intentar mermar ese infierno en la tierra probaras cualquier cosa que te haga olvidar, que te de la valentía necesaria para sobrevivir o por seguir al grupo. Caerás en el circulo vicioso de querer robar al nuevo que llego porque a ti también te lo hicieron, en querer de alguna manera desahogarte sexualmente no importando si es con tu mujer (si la tienes y aguanta la pela que la estén manoseando y revisando cada vez que vaya a verte) o con cualquier victima de turno y en otras más o “RUTINAS” que solo se ven ahí. Y así se irá atrofiando tu cerebro hasta convertir en “un preso mas” el cual siempre va a estar a la defensiva, que nunca confiara en nadie, que siempre tendrá esa huella o marca de la cárcel que a leguas se reconoce y que por más que se quiera no se podrá borrar en su totalidad. Porque mi gente una vez una persona muy allegada a me dijo: “Mira Jhonson por más que uno se regenere y se salga de la calle y de todo lo que la rodea SIEMPRE VA A AQUEDAR ALGO DE ELLA EN UNO, SIEMPRE QUEDARA SU MARCA, SU OLOR Y SU PESO BIEN SEA BUENO O MALO”. Claro está que utilizo otro lenguaje pero no lo voy a usar aquí.

No importa lo que haya hecho esa persona para estar dentro de ese infierno, olvidemos eso por un momento y concentrémonos es preguntarnos y respondernos lo siguiente:

  • Esa persona merece ese infierno?
  • Porque esa persona llego a delinquir?
  • Seré dios para juzgar a los demás en vez de preocuparme por mis acciones y de poner un pequeño grano de arena a la sociedad para evitar crear más delincuentes?
  • Que se puede hacer?
  • Que estará haciendo mi hij@?
  • No será mejor hacerme el mejor amig@ de mi hij@ para que me tenga confianza y hable conmigo sin tabú y poder medio orientarlo hacia el bien en vez de estarle golpeando, gritando y vejando como ser humano?
  • En vez de darles tantas cosas caras a mi hij@ porque no me preocupo mas en compartir con él o ella?
  • Porque no trato de fomentar mas los valores y las buenas costumbres sin importar mi status social?

Pero como es bien sabido de seguro a todo esto se responderán de una forma que satisfaga su ego y los haga sentirse los mega seres humanos y no afrontaran el hecho de decirse la verdad ustedes mismos ya que si bastante doloroso es que los demás nos restrieguen la verdad en la cara más doloroso será el restregármela a mí mismo. Pero entonces que estaríamos haciendo? Pues muy sencillo: “CONTRIBUYENDO A LA DELINCUENCIA Y A QUE SIGA CRECIENDO NUESTRA POBLACION CARCELARIA YA QUE SI NO SE TIENE EL VALOR DE AFRONTAR SU PROPIA REALIDAD MENOS TENDRAS LA FORTALEZA DE AFRONTAR LA REALIDAD Y VERDAD DE TUS HIJOS Y SUS CONDUCTAS CON SUS CONSECUENCIAS” y seras aquel padre y madre que tanto criticas (alcahuete, mártir y demás).

Así que mi gente por favor siéntense a pensar y a ver cómo podemos hacer un pequeño cambio a esta realidad ya que actualmente la protagonista es la cárcel “RODEO I Y II” MAÑANA CUAL SERA?

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: